Anuladas las ejecuciones del Ayuntamiento de Béjar que condujeron al Concurso de acreedores de Gecobesa

08-04-2008, Salamanca, Juzgados huelga funcionarios, ALMEIDA

Juzgados de Salamanca

Según informa Ciudadanos por Béjar (partido vinculado a los antiguos gestores de La Covatilla), el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Salamanca ha dictado sentencia con fecha 12 de abril de 2017, en la que, estimando la demanda de Gecobesa, declara que no es conforme a derecho el Decreto nº 471/15-03-2012 de 15 de marzo de 2012 por el que se aprobaron 10 liquidaciones de canon de concesión con cargo a Gecobesa, por importe de 618.645’72 euros, anulando la resolución recurrida y condenando en costas a la Administración demandada. Se adjunta copia de la sentencia.

La justicia da la razón a la anterior sociedad concesionaria de la estación de esquí, aunque con cinco años de retraso. Estas liquidaciones millonarias, condujeron a Gecobesa al Concurso de Acreedores, con las consecuencias de todos conocidas. ¿Qué va a pasar ahora? Sin duda alguna esta sentencia va pesar notablemente en el resto de procesos que se mantienen abiertos tras la liquidación de la anterior concesionaria., Hay mucho dinero en juego y las irregularidades cometidas pueden derivar en responsabilidades de tipo penal.

A propósito de ello, es importante destacar que la sentencia acredita que se actuó sin tener en cuenta los informes de los técnicos, por lo que la decisión recurrida y ahora anulada fue adoptada por decisión personal de los responsables políticos en el Ayuntamiento de Béjar. Así se señala en el texto de la sentencia: “Pero a pesar de lo informado por el Arquitecto se resuelve el recurso de reposición sin recabar la documentación a otros departamentos y sin valorar la documentación que fue aportada por la recurrente. Lo que pone de manifiesto la indefensión causada al recurrente, ante la falta de de valoración de la documentación aportada por el recurrente”.

No es descartable, por tanto, que, además de otras repercusiones legales que podrán derivar de esta sentencia, exista un delito de prevaricación. Pero, aún en este caso, el alcalde Alejo Riñones seguramente estará tranquilo porque ya en su día, concretamente el 30 de marzo de 2012, se desmarcó (pese a lo que ahora acredita la sentencia) de cualquier responsabilidad al respecto, cuando declaró públicamente, ante la Junta General de Accionistas de Gecobesa reunida en los salones del Hotel Colón, que el decreto que él había firmado con la liquidación de los cánones correspondía a la opinión de los técnicos municipales, como se recoge textualmente en el acta de dicha Junta: “Respecto al decreto al que se ha hecho alusión en el informe señala que corresponde a la opinión de los técnicos municipales, quienes no están de acuerdo en la compensación de las inversiones realizadas. Indicó, al respecto, que por esa razón el no podía oponerse a esa opinión, pero que no le disgustaría que, en caso de emprenderse las acciones judiciales, al final los tribunales le dieran la razón a Gecobesa, en cuyo caso, tras una sentencia favorable en primera instancia, el se comprometía a no recurrirla”. (extracto de la intervención ante los socios del alcalde Alejo Riñones, recogida en el Acta de la Junta General Ordinaria de Gecobesa en 2012). Ha llegado el momento, entonces, de que Alejo Riñones cumpla su palabra y no recurra esta sentencia, tal y como se comprometió públicamente y consta en el Acta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s