Castilla y León registra el año con menos incendios forestales de los últimos 35

4_incendiogredos_webcopiaEl consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado en la tarde de ayer el balance de la campaña de incendios forestales de 2018, una vez finalizada la época de peligro alto. Suárez-Quiñones ha calificado de excepcional esta campaña y ha apuntado que se trata de los mejores datos de Castilla y León en 35 años. Se ha registrado un bajo grado de siniestralidad, así como un bajo número de incendios y de superficie quemada.

Durante su intervención, el consejero ha señalado los tres factores clave que han permitido recoger estos datos: las condiciones climatológicas favorables, una mayor concienciación de la población y la eficaz actuación del operativo de la Junta de Castilla y León.

Las intensas precipitaciones durante la primavera de este año, muy abundantes durante los meses de marzo y junio, han mantenido el nivel de humedad en suelos y vegetación, compensando el gran desarrollo de vegetación herbácea y han hecho que los fuegos que se han iniciado hayan progresado lentamente. A las precipitaciones se han sumado unas temperaturas frías para la época del año. Sin embargo, los meses de agosto, septiembre y, en menor medida octubre, han sido cálidos, con temperaturas por encima de las habituales y escasas precipitaciones y aun así, se ha mantenido el bajo número de incendios.

Se ha detectado una mayor concienciación de la población, traducida en una mayor precaución a la hora de realizar labores en el campo y una menor intencionalidad, aunque en octubre se registró el número habitual de incendios forestales. En ese mes, se contabilizaron 115 incendios con respecto a una media histórica de 120.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha destacado la rápida y contundente actuación del operativo, que ha permitido sofocar en poco tiempo los fuegos iniciados. Durante la época de peligro alto, no ha habido ningún gran incendio forestal, no llegando el de mayor envergadura a las 150 hectáreas. El 72 % de los incendios forestales se ha quedado en conato.

El año con menor número de incendios

Durante este año se han producido un total de 898 incendios forestales, lo que supone un descenso del 52 % respecto de la media del último decenio. Del total de los incendios producidos, el 72 % se han quedado en conato, por lo que únicamente 254 incendios han superado la hectárea.

La superficie forestal quemada ha sido de 2.730 hectáreas, lo que supone un descenso del 86 % respecto de la media del último decenio, siendo el año con menor superficie forestal quemada. Por otro lado, la superficie arbolada quemada es de 454 hectáreas, un 91 % menos que la media del decenio.

El consejero ha destacado que, desde 1984, es el año con mejores datos tanto en número de incendios como en superficie forestal y arbolada afectada. De la misma manera, ha recordado el descenso del número de incendios durante todo el año, destacando los datos de los meses de marzo, julio y agosto, con un descenso acusado de incendios en comparación con la media del decenio.

Otro de los aspectos más importantes de la temporada de incendios forestales de este año es el escaso número de niveles declarados. En 2018, se han declarado 8 incendios forestales con nivel según Infocal, destacando solo dos declaraciones de nivel 2: el incendio de Santa Colomba de Curueño, León, en el que se quemaron 645 hectáreas de manera intencionada y que es considerado el único gran incendio forestal de esta campaña; y el nivel 2 declarado por simultaneidad de fuegos en Navaluenga y Casavieja, en Ávila.

Se mantiene el alto grado de intencionalidad

Esta campaña, al igual que la anterior, ha registrado un alto grado de intencionalidad. De los 898 incendios, el 10,4 % están causados por rayos, el 23 % tienen su origen en negligencias y accidentes y el 58,4 % de los incendios son provocados de forma intencionada y el 8,2 % restante por causas desconocidas, reproducción o porque la causa está por determinar.

Además, el oeste de la Comunidad sigue siendo la zona más afectada por los incendios forestales y en la que se concentra el mayor número de incendios y la mayor parte de la superficie quemada. Las provincias más afectadas son Ávila, León, Salamanca y Zamora, que concentran el 75 % del total de incendios y el 96 % de la superficie quemada.

Frente a estos datos, Suárez-Quiñones ha recordado que es necesario seguir insistiendo en la concienciación de la población a la hora de extremar las precauciones y evitar imprudencias. Asimismo “resulta imprescindible la colaboración de la ciudadanía a la hora de identificar, detener y sancionar a las personas que provocan los incendios intencionados”.

Operativo

El operativo de este año, dirigido de forma coordinada desde los diez centros de mando, ha desplegado la totalidad de sus medios en la época de peligro alto llegando a contar contabilizar 4.369 profesionales forestales, 31 medios aéreos ubicados en Castilla y León -21 helicópteros de la Junta, y 5 helicópteros y 5 aviones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación-, 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 307 autobombas y vehículos pick-up, 29 retenes de maquinaria y bulldozer, 210 puestos y cámaras de vigilancia, y un avión no tripulado del Ministerio de Defensa.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recordado que se han incorporado mejoras tecnológicas y organizativas entre las que está la modernización del Centro Provincial de Mando de León, la renovación de cuatro torres de vigilancia en la provincia de Ávila, la mejora de los equipos de protección individual y la implantación de un doble turno de las cuadrillas, que trabajarán también por la noche.

Asimismo, se han incorporado nuevos dispositivos, que facilitan información a los directores de extinción a la hora de la toma de decisiones; un nuevo módulo de mensajería para las administraciones públicas que permite realizar un seguimiento de medios y recursos de extinción y que crea de forma automática grupos de trabajo para una gestión conjunta; una mejora en el sistema de perimetración, que permite una mayor precisión en las mediciones, y la mejora de la aplicación informática de seguimiento de incendios forestales.

Colaboración con otras administraciones

El operativo ha realizado un total de 1.924 intervenciones en total durante los diez meses que han trascurrido y ha trabajado en coordinación con otras administraciones para sofocar fuegos en otras comunidades autónomas y en Portugal. En total, el operativo autonómico ha intervenido en 33 incendios forestales en otras comunidades y Portugal, 496 incendios no forestales y 497 falsas alarmas.

De forma recíproca, la Comunidad ha contado en dos ocasiones con el apoyo de la Comunidad de Madrid, así como con la colaboración de las diputaciones, mancomunidades y ayuntamientos, mediante los convenios firmados para que sus vehículos colaboren en la lucha contra incendios. En total, este año la Junta ha contado con 94 autobombas conveniadas y las actuaciones preventivas de limpieza de las zonas periurbanas y de transición a la zona forestal y otras labores selvícolas y de desbroce de entornos cercanos a los pueblos en el marco del Plan de Empleo Forestal Local.

Por otro lado, la Administración del Estado también ha colaborado con la Comunidad con la intervención de medios aéreos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en 52 ocasiones -5,7 % de los incendios de este año-, la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el incendio de Santa Colomba de Curueño y el Seprona en la investigación de las causas de incendios e identificación de los autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s