Antes de pedir un crédito por Internet es necesario comparar

imagesEn los tiempos de crisis que vivimos prácticamente todo el mundo necesita en algún momento una inyección puntual de liquidez para poder hacer frente a gastos puntuales como hipoteca, gastos de inicio escolar, arreglar el coche… o cosas más superfluas como irse de vacaciones o comprarse un capricho.

Internet, una vez más, se convierte en una posibilidad rápida y fiable  donde más de 30 bancas online que te ofrecen créditos rápidos, llamados minicreditos, de hasta 900 € en 10 minutos.

Si te ves en la necesidad de solicitar dinero online, antes de solicitar créditos rápidos no olvides comparar los diferentes préstamos que ofrecen las entidades financieras para elegir el que está adaptado a tus necesidades particulares.

En la comparativa que hemos realizado sobre créditos rápidos online destaca www.dineroahora.es: Minicreditos de hasta 300 euros en 5 minutos y el dinero en tu cuenta en 10 minutos.

Los minicreditos no son las únicas posibilidades financieras que ofrecen desde dineroahora.es ya que también trabajan  modalidades más complejas como prestamos personales, prestamos a empresa, prestamos hipotecarios, prestamos rápidos o créditos rápidos.

¿Qué tipo de préstamo se ajusta más a mis necesidades?

  •  Crédito tradicional: Préstamo que contempla un pie y un número de cuotas a convenir.  Habitualmente estas cuotas incluyen seguros ante cualquier siniestro involuntario.
  •  Crédito al consumo: Préstamo a corto o mediano plazo (1 a 4 años) que sirve para adquirir  bienes o cubrir pago de servicios.
  •  Crédito comercial: Préstamo que se realiza a empresas de indistinto tamaño para la  adquisición de bienes, pago de servicios de la empresa o para refinanciar deudas con otras instituciones y proveedores de corto plazo.
  • Crédito hipotecario: Dinero que entrega el banco o financiera para adquirir una propiedad ya construida, un terreno, la construcción de viviendas, oficinas y otros bienes raíces, con la garantía de la hipoteca sobre el bien adquirido o construido; normalmente es pactado para ser pagado en el mediano o largo plazo (8 a 40 años, aunque lo habitual son 20 años).
  • Crédito consolidado: Es un préstamo que reúne todos los otros préstamos que un prestatario tiene en curso, en un único y nuevo crédito. Habitualmente estos préstamos consolidados permiten a quienes los suscriben pagar una cuota periódica inferior a la suma de las cuotas de los préstamos separados, si bien en contraprestación suele prolongarse el plazo del crédito y/o el tipo de interés a aplicar.
  • Crédito personal: Dinero que entrega el banco o financiera a un individuo, persona física, y no a persona jurídica, para adquirir un bien mueble (entiéndase así por bienes que no sean propiedades/viviendas), el cual puede ser pagado en el mediano o corto plazo (1 a 6 años).
  • Crédito prendario: Dinero que le entrega el banco o entidad financiera a una persona física, y no a personas jurídicas para efectuar la compra de un bien mueble, generalmente el elemento debe de ser aprobado por el banco o entidad financiera, y puesto que este bien mueble a comprar quedara con una prenda, hasta una vez saldada la deuda con la entidad financiera o Bancaria.
  • Crédito rápido: Es un tipo de préstamo que suelen comercializar entidades financieras de capital privado, de baja cuantía y cierta flexibilidad en los plazos de amortización, convirtiéndose en productos atractivos sobre todo en casos de necesidades urgentes de liquidez.
  • Mini Crédito: Préstamo de baja cuantía (hasta 300 euros) a devolver en no más de 30 días que conceden las entidades de crédito. Se caracterizan por su solicitud ágil, su aprobación o denegación rápidas y por ser bastante más caros que los préstamos bancarios.

Términos y condiciones aplicables a los minicréditos.

Como ejemplo hemos determinado las condiciones de la web DineroAhora.es donde se determina que los usuarios interesados deberán solicitar los préstamos rápidos al prestamista a través del servicio a distancia, siendo necesario que los solicitantes deberán ser personas físicas mayores de 21 años y menores de 76 y con domicilio permanente en España.

Lo que queda claro es que si tienes la urgente necesidad de solicitar dinero de forma rápida lo mejor es comparar muy bien, ya que las diferencias entre unas casas y otras son notables y las condiciones particulares cambian bruscamente entre entidades. Conviene no dejar de leer la conocida como “letra pequeña” sobre toda la referida en el caso de imposibilidad de afrontar el pago de la deuda generada, ya que los créditos rápidos también son característicos por el aumento sustancia de intereses en caso de deuda.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s